El bolg de Enrique Sánchez-Prieto|info@cambiarparamejorar.com

Nest, Whatsup, Google y Facebook

 
La semana pasada nos enteramos de que Facebook compraba Whatsup por 16.000 millones de dólares (que pueden llegar a 19.000). Unas semanas antes, Google compraba Nest por 3.200 millones de dólares. Casi todo el mundo coincide que es demasiado dinero, es difícil explicar cómo van a conseguir rentabilizar ambas inversiones. 
La rey Page ha dicho de Nest: «Ellos ya están entregando productos increíbles que se pueden comprar ahora mismo. Termostatos que ahorra energía y detectores de humo y CO2 que ayudan a proteger a su familia». Así dicho parecería que Google es una ONG, y no lo es. Siendo simplistas, el termostato que fabrica Nest se vende por 250 dólares, suponiendo un margen de 75 dólares por cada termostato, para recuperar el precio que han pagado por la empresa tendrían que vender 42 millones de termostatos. Muchos termostatos.
Mark Zuckerberg quiere acercar Internet a todos los rincones del planeta, y piensa que Whatsup, con 460 millones de usuarios, le va a ayudar en esa labor. Como Facebook es una empresa y no una ONG, debemos suponer que piensa rentabilizar su inversión. De momento Whatsup solo obtiene ingresos por la venta del servicio, que en el mejor de los casos son 0,99 dólares por cliente / año. Eso son unos 460 millones de dólares al año. 
Evidentemente, hay algo más. Tanto Facebook como Google son empresas que obtienen sus ingresos, o la mayor parte de los mismos, a través de la publicidad. El precio de un click que una persona hace sobre un anuncio que aparece en Facebook o Google varía mucho en función del producto y otros factores, pero puede rondar los 50 céntimos. Pero el precio de ese click, puede subir mucho, [...]

Cambio de caldera

Mi instalación de calefacción y agua caliente

Siempre me gustó la revista americana Mecánica Popular. Recuerdo que cuando tenía entre 10 y 15 años mi abuelo me regaló unos cuantos números, editados entre 1950 y 1970 y en cada número había múltiples ejemplos del “hágalo usted mismo”. Pero no “hágase usted mismo una lámpara” si no hágase usted mismo una casa, un coche, un avión, etc. Viene a cuento, porque ésto de la calefacción que voy a relatar aquí es consecuencia de aquellos números del Mecánica Popular…

Esto fue en 1996 aproximadamente. Vivía en una casa de 110 metros cuadrados y tanto para calefacción como para agua caliente utilizaba una caldera de propano ya que el gas natural no llegaba hasta mi casa. La caldera era una Roca, no recuerdo el modelo, pero a mi me parecía modernísima, pero tenía un display digital y era suficiente tanto para calentar la casa como para proporcionar agua caliente a dos grifos simultáneamente.

El problema era la fuente de combustible. Eran unas bombonas de gas propano de 35kg. 6 bombonas en total, en dos grupos de 3. Si se terminaba el gas de uno de los grupos girando la llave el otro entraba en funcionamiento, dándome tiempo para cambiar las botellas gastadas por unas llenas. Era algo parecido a esto (al final pongo una foto real):

Las botellas y la caldera estaban a unos 60 metros de distancia, el gas viajaba por un tubo enterrado a bastante profundidad. Tener las botellas un poco lejos de la vivienda no me pareció una mala idea en su momento.En los años siguientes me di cuenta que la instalación tenía dos problemas. El primero, que la caldera se averió en tres ocasiones, aunque digital, creo [...]

Familia numerosa de vacaciones

Cuando tienes un hijo, todo el mundo lo sabe, la vida cambia radicalmente. Muchas personas buscan un segundo, para que el primero esté acompañado, etc. Cuando llega el segundo, el cambio se acentúa, pero todo sigue bajo control, son dos controlados por dos. Todo el mundo dice que el tercero supone un salto muy importante, ahora son tres los que hay que controlar. El cuarto casi no se nota, y cuando llegas al quinto, obtienes algo muy parecido a lo que transmite este video:

Tendríais que ver cómo va el coche de vuelta…

La dirección de correo electrónico y lo que cuestan los servicios de Internet

La dirección de correo electrónico es algo así como la dirección postal, pero en moderno, ¿verdad?. Poco a poco hemos ido cambiando una dirección por la otra (al menos para el envío y recepción de información), casi sin darnos cuenta. Cada vez se recibe menos correo postal y probablemente acabaremos por no recibir nada. Creo que es mucho mejor, si lo piensas, hacer que alguien se desplace hasta tu casa, para entregarte un sobre de 20 gramos de peso y que contiene los últimos movimientos de tu cuenta bancaria, que además conoces de sobra, no parece la mejor forma de hacer las cosas.
Es curioso, hemos pasado del elevadísimo coste que tiene utilizar el correo postal al “gratis total” del correo electrónico. Bueno, lo cierto es que Internet, o mejor dicho, los servicios que se prestan a través de Internet, desde hace tiempo pero no desde siempre, se asocian al “gratis total”.

Recuerdo cuando era cliente de Compuserve, hace más de 20 años. Para conectar necesitaba establecer una conexión entre mi modem y el de Compuserve de Madrid. Eso era equivalente a una llamada provincial Torrelodones-Madrid, cuando las llamadas provinciales no eran como las metropolitanas (a nivel de coste). La conexión se hacía a 9600 baudios. Teniendo en cuenta cabeceras, comprobación de errores, etc. La cantidad de bytes o caracteres que podía transmitir por segundo era muy baja, es decir, que tenía que estar bastante tiempo conectado. Un documento de 50 páginas puede necesitar 3 minutos a esa velocidad. Si había que transmitir fotografías u otro tipo de ficheros, es posible que resultara muy difícil llegar a conseguirlo. A través de Compuserve además podía conectar con Internet, aunque la verdad creo que había más información [...]

Pasar a la bicicleta

Ahora que parece que los combustibles fósiles tienen un fin relativamente próximo, y que dedicamos más tiempo a pensar en una alternativa, lo cierto es que los vehículos actuales son todo menos eficientes. Llevan un motor casi siempre sobre-dimensionado, y buena parte de él se utiliza para mover los más de 1000 kg que suele pesar el coche, y solo una pequeña parte, para llevarnos a nosotros, que viajamos muchas veces solos.

La bicicleta es una muy buena alternativa. Las bicicletas en España pueden tener una potencia máxima de 0,25kw. Eso es equivalente a 0,3399 CV (caballos de vapor). La velocidad máxima permitida para estos vehículos es de 25 km/h. Un vehículo moderno tiene una potencia media de 110CV y alcanza cerca de 200km/h. La cuestión es que para ciertos usos, como la ciudad, y siempre que la edad y las condiciones físicas lo permitan, es posible circular con más soltura por la ciudad, aparcar sin problemas ni coste, y todo ello consumiendo ¡323 veces menos!. El tiempo necesario para hacer un recorrido de 4km en una ciudad en un coche puede rondar los 8 minutos, más el tiempo necesario para aparcar, y desplazarnos desde el sitio de aparcamiento hasta el destino. En una bicicleta, el tiempo necesario es algo mayor, pero si tenemos en cuenta que el tiempo necesario para aparcar es casi nulo, y que podemos hacerlo junto al destino, hay pocas dudas… Yo ya estoy preparado… ¡Solo hace falta que las calles también lo estén!